“Testimonio de Inocencia” Una Muestra que Emociona

Consejo de Cultura de Antofagasta  junto a Fundación Minera Escondida y Balmaceda Arte Joven, invitan a la muestra de los fotógrafos Angélica Araya, Diego Rojo y Claudia Gallardo.

“Testimonio de Inocencia. Fotografía al Infante en el Entorno Periférico de la Provincia de Antofagasta”, es la iniciativa financiada mediante el Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y las Artes, Fondart Regional, la que se inauguró con gran éxito el pasado 20 de noviembre en Sala de Arte del Edificio Comunitario de Fundación Minera Escondida, ubicado en av. O´higgins 1280, Antofagasta.

La muestra que estará abierta al público de manera gratuita hasta el 14 de diciembre,  se basa en la mirada colectiva de los fotógrafos Claudia Gallardo Trujillo, Angélica Araya Arriagada y Diego Rojo Díaz, quienes trabajaron en lugares como el Campamento Mujeres Unidas de Antofagasta, Caleta de pescadores Paposo, Pueblo de Sierra Gorda – Baquedano y Pueblo costero de Michilla, lugares donde a través de la fotografía logran testimoniar el empoderamiento infantil de la provincia de Antofagasta.

La idea de la muestra es poder reflejar a través de la obra fotográfica la inclusión social, por medio del trabajo autoral colectivo, para valorar el entorno en que se desarrollan los niños, donde los autores invitan al dialogo sobre la infancia desde lo que cada uno vive, vivió o ve vivir a otros.

Diego Rojo, Claudia Gallardo y Angélica Araya invitan a conocer la muestra y además a participar de las actividades conjuntas. “Podrán conocer la obra y a nosotros como autores. Además participar del lanzamiento del fotolibro digital, compartiendo con el destacado fotógrafo Roberto Candia quien es parte de la curatoría, quien viene  a entregar su experiencia a través de un conversatorio y un taller fotográfico. Los invitamos a disfrutar nuestra pasión, entrega y compañía en cada actividad planificada para conocernos y reflexionar del entorno local”, nos cuenta Angélica.

El proyecto, introduce a los artistas en la comunidad local, para interactuar con los infantes y su entorno geográfico y familiar, para poder conocer  así su realidad. Se invita así a la dinámica de reflexión desde la pregunta ¿cuál es el legado fotográfico social?, introduciendo así a los asistentes a la fotografía mediante el descubrimiento del retrato y la auto-mirada.